Sobre mí

Esto que vas a leer son páginas de un diario. Las escribo ya que no tengo una sola buena razón para no hacerlo. Podrían ser de utilidad para alguien… o no. A mí si me sirve hacerlo. De camino te iré contando para qué.

Me gustan los textos y los autores que confrontan, los que no edulcoran, los que tiran de frente. Aspiro a alcanzar ese nivel. Por el momento, voy a intentar emularlos.

He leído algunos libros, he visto algunas películas, he escuchado algunos discos. Con eso, intentaré armar textos con ínfulas de coherencia.

Palabras claves: filosofía, mente, crítica, realismo, sociedad, armonía, ciencia, paternidad, caos, desmitificación, humanismo, cotidianidad.

Ah, perdón. Me llamo Allan. Podría haberme metido de motivador. Pero me parece que ya hay demasiados y no observo que se esté logrando mucho con dicha proliferación.

Mucho gusto y gracias por dirigir tu neurótica necesidad de postergar hacia mi página. No te arrepentirás… o quizás sí. Este blog es como la vida: incierto.